Comic Sans VS Helvética

En símil con las últimas elecciones en España podríamos afirmar que las guerras al igual que las elecciones no las gana nadie y si que las perdemos todas.

principal

Actualmente se están librando muchas guerras en las que NO hace falta apretar un gatillo o tirar una bomba para que muera gente.

La sanidad pública universal vive en guerra, la educación pública, el patrimonio universal, el conocimiento libre, los derechos laborales, el sistema de pensiones, …

Son ejemplos de guerras que se libran todos los días en diferentes escenarios. Guerras importantes de las que hoy NO hablaremos.

Existe una guerra silenciosa latente en nuestro entorno y en nuestros corazones. Una guerra de clases sociales identificable mediante la tipografía que emplea cada bando.

Isabel trabaja de cajera en el supermercado. Suele imprimir carteles en los que avisa a los clientes con cosas de este estilo:

  • “Tenemos bolsas de hielo”
  • “No entrar con el perro”
  • “Regresamos en unos minutos, disculpe las molestias”
  • “Cobramos las bolsas”

No es consciente de que es una tipografía, tampoco de que es un procesador de textos y mucho menos de si los tipos son libres o no.
A la Isa le suda el coño todo eso y a su pareja el Jona también.

La Isa y el Jona llaman a todo eso el “Guor”. Con el “Guor” pueden hacer carteles que la Bea les dejó como plantilla. Isa cambia dedo a dedo las letras y le da al icono de imprimir. Suele llamar a la Bea cuando al darle a imprimir no se imprime y entonces viene la Bea para poner papel a la impresora o encenderla.

El Jona le pide a la Isa que le imprima algunas veces un cartel, Isa de tanto fumar porros no retiene demasiado y termina llamando a la Bea. La Bea cuando la cosa se pone fea llama a la Lore que es la que se pispa de como va el tema.

La Lore es la prima de la Bea, ex-novia del Jona. La Lore hizo un curso para desempleados/as en el que les enseñaban a manejar “el Guor” y el “escel” de la suite de Micro$oft Office en vez de enseñarles a manejar procesadores de textos, hojas de calculo, …

Jona trabaja en la construcción. Esta semana pasada ha estado alicatando el baño de un estudio en Malasaña donde un grupo de jóvenes con barbas bien cuidadas van a llevar sus ordenadores con la manzana para hacer cosas raras allí.
Mientras las obras se realizan Borja y Pelayo le han dicho a Jona que cuelgue un cartel gigante impreso en lona a todo color que dice lo siguiente: “Hoy no sabia que ponerme y me puse feliz”.

Pelayo es la pareja de Borja. Son gays y son guays. El sueño de sus vidas era montar lo que están montando: Una panadería-librería-floristería-cafetería en la que Pelayo pueda ofrecer talleres de impro y Borja dar clases de swing.

Los padres de Borja tienen pasta y los de Pelayo también. Han viajado mucho por el mundo y en vez de decir “te llamaré” dicen cosas como “luego te hago una tel-call-one-to-one”.

A Pelayo no le resulta caro pagar 1500 € al mes por vivir en un barrio como Malasaña. Hace unos años vivía gente allí sin estilo. Gente que comía en tupperware, imprimían carteles con la tipografía Comic Sans, compraban comida en el super del barrio en vez de en el mercado “hipsterizado” de productos selectos gourmet ecológicos.

Borja realiza sus carteles con herramientas de Adobe en su ordenador con la manzana. Cuando ocurre algún problema y no puede imprimir un cartel compra una nueva impresora o compra un nuevo ordenador.

A Borja le encanta imprimir frases en colores salmón. Le encanta utilizar la Helvética como tipografía aunque alguna que otra vez usa alguna otra.

Tanto Borja como Pelayo no tienen mucha idea de informática en general pero tienen amigos de amigos que le han dicho que si quieren ser cool tienen que utilizar los ordenadores de la manzana. De esa forma serán considerados socialmente gente pudiente y alternativa.

Borja y Pelayo son realmente unos gilipollas de libro posiblemente. Isa y Jona se han tenido que mudar a la periferia de la ciudad ya que no pueden pagar vivir en el centro. Una clase social podría identificarse por la tipografía mal empleada “Comic Sans” y la otra podría identificarse por el mal uso de la “Helvetica”.

Existe una guerra en todos los barrios entre estas 2 tipografías. Una representa la clase trabajadora asalariada y la otra al emprendedor moderno.

Isa se ha criado en una familia pobre y ha tenido que lidiar con muchos problemas en su vida. Posiblemente Isa es de las que se siente más segura no pensando demasiado, es decir, no quiere que el trabajo sea otro problema más.

Isa y Jona son asalariados. Cuando terminan su jornada laboral se marchan a casa y se drogan, juegan a la play station, se van al centro comercial, … mientras que los hipsters son posiblemente un ejemplo de emprendedor con mucha confianza en si mismos.

La confianza de Borja y Pelayo les viene de haber nacido en una familia rica. Han estudiado en los mejores colegios y desde siempre se les ha dicho que serán ellos el futuro. No tienen miedo al fracaso y pueden costearse el fracasar sin problema.

Las 2 clases sociales descritas pertenecen a la brecha digital. Ambos no saben muy bien como utilizar los ordenadores ni sus herramientas pero ambos las usan como más o menos pueden. Ambos están en guerra en cada cartel de supermercado, en cada carta de restaurante malo, en cada tienda de bicicletas vintage, … en cada barrio, en cada esquina, … compitiendo por un espacio.

Al mismo tiempo y al margen de la historia de gentrificación existe gente creando y utilizando tipos libres. El nuevo mundo que se abre entre estos miserables es posiblemente uno de cooperación en el que las tipografías libres serán parte de esa iconografia en el imaginario colectivo de generaciones, formarán parte de la cultura popular futura como lo es la tipografía de Adidas, la de Nike o la de algún tipo de detergente en la actualidad.

La forma de vestir a la letra posiblemente de forma de algún modo a nuestros sueños y sería una pena que cuando la policía del pensamiento pase sus spiders por la noche, estos tuviesen copyright.

Este artículo es una colaboración de Fanta. ¿Eres un hipster dañado en tu orgullo? ¿Eres un usuario de “guor” que quiere dejar de usar comic sans y usar helvética? ¿Quieres darle un beso? ¿quieres esperarle a la salida? Aquí le puedes encontrar:

12 pensamientos en “Comic Sans VS Helvética

  1. Me identifico con algunas cosas de los Helvética, no lo niego, sólo que al modo en que fui criado, hasta el extremo de que fui hijo único hasta los 9 años de una madre muy jóven para ese entonces (21 años) fue un niño ultra mimado en casa por mis abuelos maternos y padres a tal punto que nunca me dejaron salir de casa y hacer vida social de un niño común (Jugar en el parque, ir a casas de amigos etc, tanto mis abuelos como mis padres, mi madre terminó la universidad como ing informática, mi padre no tiene títulos pero simple le interesó la aviónica (La electrónica de la aviación) y compraba libros y materiales para experimentos caseros, mi abuelo fue conserje de la universidad de mejor nivel de mi país y muchas cosas se le quedaron en la cabeza, como el amor por el conocimiento y en esas épocas (Los 70’s) gastaba gran parte de su sueldo comprando toda clase de libros y enciclopedias como la famosa enciclopedia británica, es verdad, mi madre y mis abuelo me pagaron los mejores estudios que pudieron desde pequeño hasta que acabé la universidad… ¿La pega? No me dejaban salir, me tenían sobre protegido hasta que entré a la universidad, por lo tanto mi tiempo libre lo pasé cacharreando en un Ms-DOS y leyendo una cantidad de libros enorme, eso me llevó a graduarme de arte, pero con conocimientos avanzados en informática, ahora un cripto geek, trabajé como IT sin tener título por que en la empresa demostré lo que sabía, de hecho era el único que sabía dar soporte a Macs y Linux, el resto de ings era de M$ únicamente y les parecía de otro mundo que yo hiciera cosas por la terminal , no sé cual vendría siendo mi “tipografía”, sí, entro dentro los Helvética, pero fui de esos raritos nacidos en cuna de oro, que huyen de las comodidades de su vida y van en búsqueda de conocimientos nuevos en cualquier temática, filosofía, tecnología, política, todo es bienvenido para mí, creo que ando en el limbo, ni Helvética, ni Comic Sans… soy creo… Algo más.

      • Bueno, creo que yo era hacker desde antes de saber que siquiera existían, muchas veces dañé el Ms-DOS por andar toqueteando carpetas que no debía todo para mirar como era el SO por dentro… De hecho en mi casa me tildan como “el que desbarata un grillo para sacarle el pito” y tengo la “Mala fama” de ser un desvalijador de electrodomésticos ya que según ellos “Los puedo dañar” 😛

  2. Magnifico!!!
    Fanta que bien escribes, el relato no se corresponde con una ciudad mediana como la que yo vivo, donde las cosas no se manifiestan de una manera tan cruda, pero en parte es reflejo de una realidad dual como es sociedad la sociedad en la que vivimos.

    • Creo que la ciudad en la que vivo es el mejor ejemplo para evidenciar esa sociedad, vivo en Bogotá, Colombia, la puerta de entrada cultural de america del sur, por su cercanía al canal de panamá y su estrecha amistad con USA, acá hay fenómenos curiosos, cruzas la calle hacia un barrio y es el típico barrio de clase baja, casas apenas levantadas en obra gris, el ladrillo pelado al aire y tejas de zinc y la gente en la calle fumando porros y tomando cerveza, pero pasas la calle del otro extremo de tu barrio y es un barrio con mini mansiones con gente lavando sus camionetas y haciendo asados con la familia :/, yo vivo en un barrio muy intermedio, hay mezclas de ambas culturas. y así es toda la ciudad, una experiencia social bastante curiosa.

  3. Yo seguía este blog desde hace tiempo porque trataba sobre software libre con mucho nivel (no solamente técnico) pero debo decir que este artículo me parece un punto de inflexión literario-filosófico que muestra de debajo (o dentro) hay aún más nivel del que parecía.
    Me ha gustado tanto que no quiero estropearlo haciendo la crítica / consideración social que me suscita.
    Gracias y por favor, sigue así.

  4. Tipografía Revel: un diehard de libro.

    Sigue haciendo los carteles en su ferretería de barrio, que heredó de su padre. Su época de esplendor la tuvo en el siglo pasado, al igual que su ordenador, que fue la última innovación que introdujo su padre en la ferretería, pocos años antes de jubilarse.

    Después de cerrar la ferretería por la tarde, va al bar del Sebas a tomar litronas con su peña y escuchar a los clásicos: Deep Purple, AC/DC, Barón, …

    Nadie le enseñó la máxima de la informática: si algo funciona no lo toques, pero la aplica al máximo. El ventilador de la fuente de alimentación de su ordenador hace más ruido que el ventilador que pone en verano para que corra el aire, pero mientras el ordenador aguante, que siga. De vez en cuando va al Rastro, si la resaca se lo permite, a pillar cinta retintada para su impresora de 9 agujas, aunque en realidad sólo funcionan 7, de un puesto de un coleguilla del Sebas.

    Su himno Invulnerable de Barón Rojo.

    Antes de pasarse a la litrona, sólo tomaba Mirinda en lo cumpleaños de los amiguitos del cole. 🙂

    Saúdos,

  5. Pingback: Comic Sans VS Helvética – mierda.tv

Me gustaría saber tu opinión. Deja un comentario (Puedes usar MarkDown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s