Esta navidad de nuevo no cuenten conmigo

Ahora que llegan estas fechas tan “entrañables”… de consumismo y despilfarro, de nuevo que no cuenten conmigo.

Ya sea la navidad, ya sea el invento del BlackFriday, ya sea cualquier otra patraña para consumir, yo me niego. Que no cuenten conmigo para ser parte de ese ciclo de derrochar/comprar/tirar/contaminar/comprar.

No quiero formar parte de esa locura colectiva que anima a todos a consumir. A derrochar recursos de un tercer mundo que este nuestro expolia y saquea. Consumiré lo necesario, trataré de hacerlo de manera responsable, pero no me esperen en el frenesí de las compras finales express de regalos a doquier.

Y no es sólo por aquellos recursos que consumimos, ni por la ingentes cantidades de mierda que generaremos y que irán a parar debajo de la gran alfombra donde escondemos toda la mierda para no verla y que ya casi no puede ocultar más, y no es por el sufrimiento y destrucción que esa vorágine consumista provoca.

Es, además, por el tipo de sociedad que plantea, y fomenta. Es además por la filosofía de vida que inculca y machaconamente inocula a los cerebros. Tenga éxito, sea más guapo, sea más atractiva, ¿cómo ha podido vivir sin esta mierda?, prospere, no se conforme con su vida de mierda, frústrese y luche por conseguir este bálsamo temporal que pronto cambiaremos por otra necesidad creada, sea la admiración de sus amistades, ríndase al grupo, no piense, no sea crítico, adocénese, y compre hasta morir.

Los anuncios de televisión, de internet, de prensa tratan de llevar esa imagen, tratan de vender esa pose, tratan de ocultar, tratan de succionarnos el cerebro, y reemplazarlo por uno previamente formateado que perpetue esta caida al abismo a la que vamos desquiciadamente.

Y no es sólo por los recursos que malgastaremos, la montonera de mierda que vamos a generar, el tipo de sociedad que quieren implantar… es además una protesta y una lucha contra muchas otras cosas que derivan de esta. Son muchas las mierdas que están interconectadas, son muchas las implicaciones que derivan unas de otras…

Es una presión social que ahoga, que viene a incomodar a aquellos/as que tratan de buscar vias alternativas o vivir simplemente bajo otras pautas lejos del “mainstream”. ¿que no cambias de móvil cada año? ¿que no usas whatsapp, en qué siglo vives? ¿que no celebras la nochebuena? ¿que no regalas una cosa inservible a alguien que no te importa nada? ¿que no vas de cena con los compañeros de trabajo?

Es además un acoso total. Soy ateo, y descreido de todas las religiones verdaderas que pululan y que los hombres han creado a su imagen y semejanza y en su propio beneficio personal. Vivo en un estado laico, pero estoy harto que la religión mayoritaria en este país haga, diga y tenga voz y voto. No sólo en navidad, sino en muchas otras épocas del año.

Así pues trataré de no participar de la parodia. Trataré de reprimir los ascos que me provocan las campañas publicitarias, trataré de desintoxicarme de todas esta presiones, trataré de resistir un año más las presiones… mejor cuando sabes que no estás sólo. Mejor cuando sabes que hay mucha otra gente detrás de esa imagen que se trata de promocionar.

Mejor cuando sabes que hay mucha otra gente que apaga los villancicos, las luces brillantes, el discurso de representantes de instituciones podridas, mejor cuando sabes que no eres el único que trata de vivir en la disidencia tan cómodamente…

Son muchas cosas… o quizás es sólo una. Es muy complicado… o quizás es más simple de lo que parece. Es muy difícil o quizás es más sencillo de lo que nos dicen. Es un anuncio de perfume… o quizás son muchas otras mierdas.

Ahora es la navidad… pero quizás no es sólo la navidad. Sea lo que sea conmigo que este año tampoco cuenten!!

———————————————————-

 

35 pensamientos en “Esta navidad de nuevo no cuenten conmigo

  1. No estaría de más, que las nochebuenas, las nocheviejas estar juntos con los que nos quieren. Pero sin comer de forma abusiva en cosas que no hacen más que hacer más daño del que se puede tener uno en salud.

    ¡No te preocupes! Estoy sanote para estas cosas…

  2. Y hay que apagar las luces porque a ti no te gustan.
    Y todas las tradiciones son mierda porque tú lo dices.
    Y millones de personas que no pensamos como tú, somos mierda.
    Y Dios existe si tú lo dices, o no existe si tú no lo crees.
    Y se celebran las fiestas que tú decidas.
    Ave, Victorhck…
    O mejor, Heil!

    • Recuerdo, para los lectores menos avispados, que esto es un blog personal en el que el autor plasma sus opiniones que pueden ser compartidas por los lectores o no. Tampoco el autor, comparable según tú a César o Hitler, te pone una espada y/o pistola (por seguir con tus comparaciones totalitarias) en la cabeza para que abraces su ideología.

      Independientemente de eso, yo me preocuparía más por las imposiciones que te taladran anuncios y propagandas de grandes corporaciones que se dejan millones en crear un perfil sobre ti en vez de lo que lees de un blog de una persona que para nada quiere convencerte de nada.

      De todos modos, y dejando tu mal gusto de llamar a alguien totalitario cuando lo que intenta es librarse de un totalitarismo, en ningún momento he leído que se insulte a las personas que si quieren practicar esas “tradiciones” y ese consumismo. Simplemente, y siguiendo con la magnifica canción que ha dejado en la entrada, él sólo dice:

      Un saludo!

      • ¡No seamos tan radicales con eso! Todo el mundo es libre de celebrar las fiestas navideñas o no. El que no lo quiera, que no lo haga. El que lo haga, pues que haga lo que crea conveniente, pero que nadie ha de mentalizar a nadie que lo use o no.

        Cada uno es lo que es y lo que le guste. Si nadie lo quiere, pues no se le menta y ya está. Nada más que eso.

      • Quiero ser radical ¿puedo?
        Quiero oponerme a la destrucción, contaminación y despilfarro de recursos por parte de una minoría de la población, mientras la gran mayoría debe sacrificar su vida o salud para beneplácito de unos pocos.
        El que quiera que participe, el que no que lo deje…
        Nada más que eso…

      • cooooooorrecto!
        En ningún caso fuerzo ni digo qué es lo que otros deben hacer o pensar.
        En ningún caso insulto, ni llamo totalitarios a quienes me imponen por tradición una forma de pensar/actuar.
        Sólo expongo mi opinión y mi hartazgo. Sólo expongo una forma de actuar que no va conmigo.
        Haz lo que creas conveniente, que yo haré lo que pienso y trataré de actuar en consecuencia.
        No digo que es mejor o peor, expongo bajo mi opinión y datos aquello que pienso.

        Gracias por comprenderlo.

        Saludos.

    • Perdona, pero no te digo qué debes hacer.
      Digo lo que no hago yo en base a unas creencias propias.
      ¿Que puedo estar equivocado? Por supuesto!! Igual que la opinión ampliamente admitida que es aceptada sin más crítica…
      Saludos.

  3. Concuerdo en el fondo… aunque me temo que no en la forma.

    Precisamente la actual proliferación de los tacos en el lenguaje público me parece otra más de las modas que se han enquistado en la sociedad moderna desde hace unos cuantos años. Hoy en día incluso tratando con dirigentes de empresas que otrora hacían galas de la educación adquirida en sus carreras, siempre se nota que se fuerzan a ganarse a la gente con estos modales y lenguaje de hoy en día por esa perenne presión social tendente hacia la mediocridad o bajeza cultural.

    Resulta paradójico que en la sociedad actual, no emplear palabras malsonantes ni neopalabros ( el gran mal de las nuevas generaciones y sus anglicismos … o incluso las abominaciones que no son ni una cosa ni la otra ) casi te señala como bicho raro .

    Por lo demás, realmente de acuerdo en todo, de hecho… desde que independicé a los 18 años he ido aplicando mis creencias a la vida real y de hecho desde entonces:

    – No celebro cumpleaños, ni santos ni aniversarios ( ni propios, ni de nadie; por supuesto : regalos por compromiso = 0 . Si algo hace falta y es necesario, se compra sin pensarlo y punto ) .
    – He tenido que ceder ante la necesidad de tener un móvil… pero todavía no tengo smartphone ( realmente tuve una blackberry que me regalaron durante un tiempo… pero involucioné hacia un Nokia retro ) , ni planeo tenerlo . Adicionalmente… nunca he necesitado pagar por un móvil. La gente desperdicia tanto que me llega con esos viejos modelos que se tiran o se tachan de “obsoletos” en mi círculo de amistades/familiar .

    Ciertamente lo que más me aterra de los móviles/smartphones es que todo el mundo considera que eres un servicio de bomberos/urgencias… por eso precisamente apenas lo uso y la mayoría de las veces de hecho me lo “olvido” en casa .
    – Este punto me ha costado un tiempo, guerras y discusiones… pero ya no acudo a cenas familiares navideñas. Costó aceptarlo al principio, pero tras el conflicto inicial… no hay mal que cien años dure y todo se ve como “una manía más” .
    – No me han sacado una foto desde que tenía 18 años ^__^ . Parecerá que no viene a cuento, pero siempre me han parecido un componente esencial del postureo y la tontería social con la que siempre he sido intransigente. No veo propio figurar como un peluche o trofeo en las manos de nadie en eventos carentes de sentido… ergo, ni me dejo ni quiero fotos de nadie. Esto sigue provocando discusiones acaloradas, pero por ahora ninguna ruptura.
    – Cenas de trabajo = 0 . Participar en loterías del trabajo = 0 . Hacer botes para cualquier cumpleaños / tontería que le ocurra a alguien en el trabajo = 0 . Todo esto realmente constituye un filtro, ya que con quien te llevas bien… realmente piensa como tú y todo sigue igual … y quien prefiera vivir adicto a la hipocresía… lo alejas, con lo cual todo son beneficios.
    – Como es evidente en estos entornos… no tiro ningún ordenador hasta que realmente está obsoleto ( como mis ex pentium 100 / 200 ) . Mis equipos anteriores a los actuales con sus 12-13 años encima son ahora mis equipos de pruebas para probar distros ligeras y exprimirlos al máximo.

    Sólo he tenido un portátil en mi vida ( y llevo entre ordenadores tipo amiga/spectrum/cpc … desde antes que los PCs irrumpiesen minoritariamente en nuestros hogares ) y es el que sigo teniendo. Tiene unos 9 años más o menos ( dual core 1.6 Ghz , 2Gb de Ram ) … y no pienso cambiarlo como mínimo de aquí a 5-6 años… espero que más .
    – Sólo tenemos una pantalla en casa ( en el salón ) sin siquiera tener antena conectada. Lo que se mira, es lo que se quiere ver y cuando se quiere ver sin que nadie te seleccione nada.
    – Me sigo resistiendo a comprar un E-reader… por ahora… aunque entiendo que este si es un cacharro que más tarde o más temprano tendré que adquirir… aunque lo que me echa hacia atrás, es que precisamente todavía no existe uno estandarizado ( que funciones con formatos libres sin tener que hacer nada, configurable, etc, etc… ) ni las opciones que deberían existir . La razón de todo esto es evidente y precisamente por ello, todavía no quiero caer… hasta que vendan como “avance” algo de 8 o 10 pulgadas con una batería decente, totalmente configurable , con tarjeta intercambiable y que ya tenga un tiempo en el mercado para no pagar por ser cobaya .

    … en fín… tantas y tantas cosas .

    Luego están esas otras cosillas derivadas de las modas que acaban haciendo que tengas que morderte la lengua, poner cara de poker y girar el rostro.

    Por ejemplo:

    Siempre he practicado deporte con más o menos intensidad y variando disciplinas. Hace años ( por nombrar uno de tantos casos ) correr no estaba tan bien visto socialmente, pero yo hacía atletismo de medio fondo, lo cual implicaba entrenar bajo cualquier circunstancia para no perder ritmo y a las horas que se pudiese, muchas veces nada más salir el sol. En aquel entonces era normal que pasase un coche con gente que iba hasta las cejas señalándote, soltando algún rebuzno… y por supuesto pegando un acelerón para salir huyendo… amén de los giros de cuellos o los borrachuzos y/o yonkis que te gritaban “esshtaxx lookoooh” con su voz cascada antes de irrumpir en una marea de tosidos que parecía que iban a acabar con su vida.

    Antes, nadie comprendía por que alguien hacía eso u otras tantas cosas. Hoy en cambio… ya se sabe lo que hay… gente que se considera experto tras leer “el internet” y leer un libro, te dicen lo que tienes que hacer, que tienes que ( por supuesto ) gastarte un dineral en equipamiento y demás tonterías… todo ello con un convencimiento nauseabundo… esas mismas personas que conocías de auquellos años por sus sobrenombres al cerrar los antros nocturnos …

    ¿ Qué decir de todos los que en “aquellos tiempos” eramos los raros que andaban con ordenadores ? Hoy ya no es tan raro… como tampoco es tan raro encontrar chavales que no tienen ni idea de informática decir que se van a poner Kali Linux ( casualmente después de ver Mr. Robot ) y ya miran a todo el mundo por encima del hombro sumidos en su mágica nube de algodón vacuo.

    Y así con cualquier cosa que se ponga de moda, que realmente parece que sólo emponzoña y destroza todo aquello sobre lo que pongan su objetivo.

    En ese aspecto, no puedo evitar alegrarme de que linux siga siendo minoritario y que en foros populacheros sigan existiendo hilos donde se autoconvencen de que sigue siendo inútil como sistema operativo. ¿ Alguien se imagina como irían las cosas ( a peor ) si linux tuviese una cuota del …. 85% ?

    • Está bien. Admito que al final me dejé llevar por el cabreo de verme metido en el mismo saco de la Navidad-hipocresía y ser insultado. Me pasé y pido disculpas. Perdóooooooon, Victorchk.
      Pd: Ahora… ¿Y si te canto un Dime Niño de quién eres? 😀
      Por cierto, yo tampoco creo en la existencia de Dios, sólo que no puedo afirmarlo. 😉

    • Mi círculo de contactos sabe que no me gustan los regalos… y mucho menos en estas fechas….
      Si alguien me regala algo, que suele ser en mi cumpleaños, lo acepto, pero les recuerdo que no era necesario. Aunque realmente suele ser una cosa y meramente práctica…

      Saludos.

  4. Entiendo y comparto la mayor parte de tus comentarios… pero ya pase (tal vez es la edad) la edad del ahogo… ahora me siento mucho más libre, mucho más ateo y más linuxero… y de paso, sin querer queriendo… feliz…

    Un abrazo fraternal desde tierras mexicanas…

  5. Entiendo y comparto la mayor parte de tus comentarios… pero ya pase (tal vez es la edad) la edad del ahogo… ahora me siento mucho más libre, mucho más ateo y más linuxero… y de paso, sin querer queriendo… feliz…

    Un abrazo desde tierras mexicanas…

  6. Soy creyente, a saco, y me encanta la Navidad porque, para mí, nace Jesús, quien me mostró una forma distinta de vivir y de solidarizarme con la humanidad, especialmente la más pobre. Pero comparto a pie juntillas, casi al ciento por ciento, lo que dice Victorhck.

    Estas fiestas se han convertido en la extensión de un modelo de consumo deleznable y de una sociedad occidental que no es capaz de mirar más allá de su propio ombligo. Lo que más me sorprende son las justificaciones de buena gente que conozco y para quienes todo tiene sentido en navidad, todo se perdona, todo es distinto… Todo, en verdad, sigue siendo una mierda para millones de personas, y aún más que el resto del año, porque vendemos una y otra vez lo felices que debemos de ser en estas fiestas. Y si no tienes nada económico, parece que está prohibido que lo seas.

  7. Siempre me ha resultado muy curioso como nos venden la idea de llenar el vacío que la “vida moderna” (tan superficial y consumista ella) nos provoca aumentando la superficialidad y el consumismo, el problema no puede ser parte de la solución.

    Suelo hacerlo en general, pero en las supuestas fiestas, ya sea navidad, cumpleaños o cualquier otra cosa, intento hacer ver que otro modelo de consumo es posible: si quiero regalar algo lo fabrico yo misma, compro comida ética… Creo que si regresamos a una vida más sencilla, más lenta, todos seremos más felices.

    Me he puesto filosófica 😀

  8. Ni esta Navidad ni las próximas, ni las pasadas, ni las de más allá,que no cuenten conmigo para nada en un acto de consumismo irresponsable, irreflexivo y compulsivo que no tiene razón de ser y que no conduce a nada positivo en favor de las personas y de la humanidad entera.
    Me identifico plenamente con las palabras aquí vertidas por el dueño del blog y por eso y nada mas que por eso vale la pena leerlo y tomar como propias sus palabras.
    No obstante estarán presentes en mi pensamiento, cuando pueda observar el derroche de los pudientes, los centenares de miles de personas, los niños desamparados victimas de las guerras de Siria e Irak etc.(Con este tema se me rompe el corazón) producto del capitalismo mas salvaje. Digo en mi pensamiento por que, lamentablemente, no podré hacer nada mas pues todo eso está en la mano de los gobiernos de turno y es la política la llamada a buscar soluciones a una humanidad que camina a gran velocidad hacia el abismo.
    Yo, humildemente, pido al autor de este blog no deje de lado estos temas y los publique pues todo el mundo debemos tomar conciencia de esta y otras cuestiones que nos atañen a todos, por nosotros, por nuestros hijos y por el futuro de ellos.

  9. Muy bien dicho, Víctor. Yo en estos temas pienso como tú. Comparto esa misma filosofía de vida. Por eso no me gustan estas fechas, es hipocresía pura. Nadie se acuerda de los que menos tienen y en lo que piensan es en despilfarrar y tirar la casa por la ventana. ¿Qué necesidad? Odio todo este consumismo absurdo y me da coraje cada vez que en la tele, por ejemplo en los informativos, empiezan a bombardear con noticias de relleno con el tema de las compras navideñas y todas esas mierdas. Es un bombardeo constante en los telediarios, la publicidad, etc… Intento vivir ajena a esto, pero aún así es inevitable tener que soportar este tipo de bombardeo que llega por todas partes.
    Está muy eso de aprovechar unos días de vacaciones y reunirse con la familia y los amigos, en mi caso porque están todos en la otra punta del país, pero eso de despilfarrar y consumir como si no hubiera un mañana no va conmigo.
    Y lo mismo me pasa cuando es tiempo de rebajas, que si la mierda de Black Friday, San Valentín, etc… me he vuelto de lo más pasotilla con todo ese tinglado, jejeje.

  10. Cómo creyente creo que la falsedad de estas fiestas esta en la falsa ecuación:

    felicidad = tener (de todo) + ser (el primero) + saber (estas a la última)

    En base a ella no han vendido un modelo anglosajón hipócrita y edulcorado que las ha vaciado de su auténtico sentido y las esta dejando hundidas en aras del neo paganismo que la sociedad trata de imponer. Frente a ello es mucho más honesta una postura como la que expones, que el sometimiento.
    Mis respetos.

  11. Llevo varios años planteándolo en mi blog y en mis redes sociales con los más allegados. Me alegra ver que no soy el único “raro”.
    Curiosamente, también uso el mismo tema musical, ya que expresa claramente lo que pienso, o pensamos.
    Saludos

  12. Yo que tú me pongo a regalar cualquier gadget que tenga el certificado de “RYF” o un libro para manejar GIMP, Krita, Inkscape u otro. Hasta incluso, regalaría un ejemplar en español de “Software Libre para una Sociedad Libre” de RMS. Incluso la FSF es más navideña con su “lista de regalos” (ayer, mientras estaba viendo una película independiente, el ícono de VLC prácticamente tenía un gorro navideño como huevo de pascua programado para estas fechas).

    No obstante, en el caso de mi familia, sólo invierten la plata para los regalos de los más pequeños de la casa, por lo que los adultos sólo se espera la santa voluntad (por fortuna, nadie la tiene) de regalar algo que sea banal o inútil (sólo se invierte en la cena navideña, la cual es prácticamente un buffet protagonizado por un pavo horneado con tazas de chocolate con leche y un panetón que se comparte con los miembros de la familia presentes), además de armar los “nacimientos” (o “belenes” como los conocen en España) y el pino de plástico “debidamente adornado” (ya tradicional en una familia mayoritariamente católica).

    • ¿Ves? Lo mismo que nosotros, que sólo lo dejamos para los pequeños. Para nosotros, sólo la cena y…el champán y poca cosa más. ¿Lo demás? Nada de nada. Ni regalos, ni historias. Lo mismo.
      Ya no ponemos árboles como antes, ni de atrás. Para nada. Sólo un pequeño belén con una luz y poquita cosa. Nada de mariconadas de esas.

Me gustaría saber tu opinión. Deja un comentario (Puedes usar MarkDown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s